Mateo 6:22

23 de Enero: Lámpara del Cuerpo

Palabras de Jesús:

“La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz” (Mateo 6:22)

Los ojos son las ventanas del alma. Reflejan lo que realmente sentimos e incluso pueden demostrar mucho más, de aquello que en algún momento podemos expresar con palabras. Pero además representan el sendero a nuestro corazón de donde manan todas las intenciones y sentimientos que glorifican a Dios.

Por ello, nuestros ojos juegan un papel muy importante ya que generalmente todo lo que nos cautiva entra por ellos. Jesús advirtió que el codiciar a una mujer es considerado adulterio (Mateo 5:28).  El pecado de adulterio de David inicio con solo ver a una mujer hermosa desnuda que se bañaba (2 Samuel 11:2). El pecado de Acán consistió en codiciar un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta siclos, que Dios había maldecido (Josué 7:21). Todos estos pecados entraron por la vista a través del órgano del ojo, y por ello debemos cuidarnos de poner nuestra atención de aquellas cosas que nos puedan arrastrar al pecado.

Por lo tanto, nuestra atención principal debe estar en lo espiritual ya que ellas son las que producen las verdaderas riquezas espirituales y definen nuestra fidelidad al Señor. De cada uno es la elección, con ojos y corazón en las tinieblas, o permitiéndole Cristo abrir y llenar de su luz toda nuestra visión. Tomemos hoy esa decisión. Dios es nuestra luz.

Oración:

Señor, a través de Jesucristo enviaste luz al mundo, y ahora mediante tu presencia brindas luz a mi vida. Continúa sumiendo la oscuridad que nazca en mis días en el brillo de tu amor y misericordia. En en el nombre de Jesús, Amén

Comments

comments

Comments are closed.