Archive for junio, 2017

Juan 14:21

01 de Julio: El que Me Ama Me Sigue

Palabras de Jesús

«El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él» (Juan 14:21)

Amar a Dios, significa guardar su palabra, y ¿qué es guardar su palabra?, es obedecer, cumplir, atesorar, aceptar, y  custodiar sus enseñanzas en nuestros corazones.

Cuando no nos están saliendo las cosas “bien”, fácilmente podemos pensar ¿Será que Dios no me ama o no me escucha mis oraciones?, y le decimos a Él “porque me están saliendo las cosas así, porque yo si te amo Dios mío”, pero si no guardamos sus palabras, Él nos dice «realmente No me amas de verdad”. Por ello es importante tomar esta exhortación de la Palabra en Juan 14:21, pues es tiempo de que busquemos en la Escritura los mandamientos del Señor, sus enseñanzas, y palabras y los apliquemos en nuestra vida, para verdaderamente seguir Su camino.

Recuerda, El Señor nos pide que lo obedezcamos porque quiere lo mejor para nosotros. Cuando Le obedecemos, permanecemos en su amor y rebosamos de gozo (Juan 15:10-11). Juan declaró: “El que dice que permanece en [Jesús], debe andar como él anduvo” (1 Juan 2:6). Cristo es el ejemplo que podemos seguir.

Cuando queramos entender cómo amar, ser humildes, tener fe o establecer nuestras prioridades, podemos mirar a Jesús y seguir sus enseñanzas.

Oración:

Señor, llévanos a seguir el ejemplo de Humildad y Amor que nos brindas, de manera que seamos capaces para obedecer Tu Palabra. Gracias por tu protección. En el nombre de Jesús, Amén

Juan 15:16

30 de Junio: Somos Su Elección

Palabras de Jesús:

«No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca» (Juan 15:16)

Todos conocemos bien lo que es la aceptación y el rechazo. Cuando intentaste pertenecer a un grupo en la escuela, cuando aplicaste para un  trabajo o cuando participaste en un concurso en el que demostraras alguno de tus talentos. Al ser humano en cualquier momento de su vida lo pueden acompañar los pensamientos: ¿Soy lo suficientemente bueno? ¿Tengo lo que se necesita? ¿Seré elegido? Nuestra cultura tiende a dividir de forma casi recurrente a las personas en dos grupos: los que triunfan y los que fracasan.

Con Dios es diferente. Mientras el mundo nos invita a trabajar por ser elegidos, El Señor nos dice “yo os elegí a vosotros”. Como nos recuerda el salmista: Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre” (Salmos 139:13) No se trata de alguna competencia o elección de popularidad o habilidad, tampoco de una lista de espera, o algún comité juzgando tu accionar o evaluándote. Se trata de Dios conociéndote, cambiándote, trabajando en ti y aceptándote en tus imperfecciones. Se trata de Él haciendo de ti, su elección para siempre.

Oración:

Señor, gracias por conocerme, cambiarme y fortalecer mi carácter y mi fe cada día. Has elegido amarme y guiarme sin condiciones para siempre. Quiero ser digno de esa elección compartiendo ese amor con mis acciones y palabras a todos los que me rodean. En Tí puedo lograrlo. En el nombre de Jesús, Amén.

Mateo 6:24

29 de Junio: Un Sólo Señor

Palabras de Jesús:

«Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas» (Mateo 6:24)

En las palabras de hoy, Jesús nos enseña que no podemos servir a dos señores, pero ¿Quién puede ser Señor en nuestra vida? en el contexto inmediato del versículo, podrían ser las riquezas, el dinero, sin embargo en la realidad de la vida, muchas cosas pueden convertirse en ese otro Señor al que la palabra hace referencia y que pueden en algún momento ocupar nuestro corazón: adorar a algún hombre o líder que conozcamos, hacernos esclavos de las posesiones materiales, poner nuestra atención en cosas del mundo que puedan robar nuestra atención espiritual.

Por ello es tarea diaria del cristiano, abundar en la palabra de Dios, haciendo de Él, prioridad y centro de su vida. Es normal que en algún momento de angustia, de desilusión, pueda mermar nuestra fe. Sin embargo, solo volviéndonos al Señor con humildad y aceptando que al final su voluntad será de bien para nosotros, retomaremos el camino de su presencia, de su paz y de su amor, que son para siempre.

Oración:

Señor, guíame a no olvidar que eres el centro de mi vida, ayudándome a sacar de mi vida todas aquellas cosas que puedan alejarme de tu presencia. Quiero que mi voluntad sea la tuya y no la mía , y que en cada circunstancia dirijas mis pasos. En el nombre de Jesús, Amén. 

Colosenses4-5

28 de Junio: Andad Sabiamente

Palabras de Jesús:

Colosenses 4:5¨ Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo¨

Tener sabiduría social para dirigirse hacia los demás, es controlar las expresiones propias, interactuar de modo positivo, haciendo que cada momento sea agradable, digno de ser aprovechado, por tanto, es una muestra de amor al prójimo, para complementar, recordemos lo que expresa el Libro Hebreos, Versículo 13:16 ¨  Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.¨ En este sentido, la invitación es: mantén una comunicación positiva, una expresión cordial, lo cual nos permitirá mostrar sabiduría social, hacer sentir mejor a nuestro prójimo y también a nosotros mismos, permitiéndonos aprovechar el tiempo de la mejor manera, con la motivación del buen ánimo y alegría.

Oración:

Señor , tu que nos hiciste a tu imagen y semejanza, tu que eres perfecto, creador de todo lo que existe, ayúdanos a ser mejores personas en todos los aspectos de nuestras vidas, a dar muestra al prójimo de todo el amor con que cada día nos premias, ya que el gesto de amor más lindo lo recibimos cada vez que por las mañanas abro mis ojos y contemplamos, las maravillas de tu creación. Permítenos entonces incentivar a los demás con esa sabiduría para el trato de las personas que tú nos das.

Lucas-6-37

27 de Junio: Perdona, No Juzgues

Palabras de Jesús:

Lucas 6:37 ¨No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.¨

Había una la historia de un niño que tenía dos panes, y su Papá le pidió uno. El niño miro a los ojos de su Padre y mordió ambos panes. El padre, frunció su cara un poco desmotivado, casi decepcionado porque esperaba otra respuesta del niño. Pocos segundos después, el niño mira hacia su Padre con una sonrisa tierna, extendió su mano y dijo: Toma Papá, este es el pan más dulce de los dos.

De aquí queda una enseñanza, es: No debemos juzgar puesto a que desconocemos si el motivo detrás de la acción, es bueno.

Del versículo inicial, podemos mencionar que en el trato con las personas, lo que hacemos es lo que recibiremos, como una especie de bumerán, cuando llega a su resultado se devuelve al punto inicial. Obsérvese que si actuamos de una manera positiva para con el prójimo, recibiremos lo mismo, seremos percibidos como personas gratas. Ahora si solo juzgamos, condenamos y no somos capaces de perdonar o tener alguna conducta positiva, entonces estaremos fuera del rango de alcance de la gracia divina, con la cual llegamos a agradar a Dios. De modo que te invito a dejar de juzgar y condenar y en lugar de eso perdona a todos. Para complementar la idea, mencionemos el texto del Libro Lucas versículo 6:38 ¨ Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida, y rebosando darán en vuestro seno: porque con la misma medida que midiereis, os será vuelto á medir.¨ Entonces, entrega a los demás, en todos tus actos, lo mejor de ti, para que de la misma forma en que serviste, seas servido.

Oración:

Señor, gracias por tus enseñanzas. Cada vez queremos ser más parecidos a ti, en nuestras actitudes, forma de reaccionar ante las situaciones, intentamos seguir tus pasos, imitar tus conductas, ayúdanos Padre, a dar las mejores cualidades que tengamos para ofrecer en cada acto, en nuestras relaciones, con todas las personas. Llévanos cada día a mejorar los aspectos de la vida para agradarte y hacer tu voluntad para glorificarte.

Frases de Jesús sobre hacer el bien

26 de Junio: Hacer El Bien

Palabras de Jesús:

Gálatas 6:9 ¨ No nos cansemos, pues, de hacer el bien, porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos ¨

El ser humano puede decidir siempre el camino para desarrollar sus acciones, siendo estos caminos lentos y rápidos, correctos y equivocados, pero lo importante es tomar la decisión haciendo previamente una oración pidiendo a Dios: Sabiduría, Dirección, Guía y Favor de Dios, ya que el humano a veces piensa que está haciendo el bien, cuando en realidad está equivocado, de allí la necesidad de la comunicación con Dios, además recordemos que también se nos exhorta en el Libro de Efesios, Versículo 5:11, a evitar las obras de maldad y en definitiva rechazarlas. En este orden de ideas, es lógico deducir que ¨ Quienes quieren recibir bienestar, deben actuar con bondad¨, igualmente esta persona debe controlar que las acciones que realice estén dirigidas a realizar en bien, como lo estipula el Libro Efesios, Versículo 5:15, y de este modo obtener los resultados positivos deseados.

Oración:

 Señor, en este momento elevo a ti mi petición que nace de mi corazón, se que conoces mis necesidades y vas a satisfacerlas, en esta oportunidad te pido me des guía y energía para continuar actuando por el camino del bien, para glorificarte y agradarte con mis actos, logrando conseguir mis objetivos. Petición que te hago en nombre de Jesucristo tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Mateo 27:46

25 de Junio: Nos Escucha, Siempre

Palabras de Jesús:

«Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?» (Mateo 27:46)

El versículo de hoy es una muestra de que en momentos podemos dudar, pero si nuestra fe se mantiene persistente Dios es fiel y justo para socorrernos. En el huerto de Getsemaní, Jesús tuvo un momento de duda y luego de agonizar durante horas en oración,  rogó: «pase de mí esta copa» (Mateo 26:39). Sin embargo, la respuesta del Padre fue un claro «no». Para proveer salvación, Dios tenía que enviar a su Hijo a morir en la cruz. Aunque Jesús estaba atravesando una prueba durísima y llego a sentirse sólo, retomo en su fe, la fortaleza para orar con intensidad y pasión porque confiaba en que su Padre lo estaba escuchando.

Cuando oramos, quizá no veamos cómo está obrando Dios ni entendamos que haya algo bueno en lo que nos pasa. Por eso, debemos confiar en el Señor, renunciando a nuestros derechos y dejando que Él haga lo más apropiado.

Debemos dejar lo desconocido en manos de Dios. Él oye y lleva a cabo las cosas a su manera.

Oración:

Señor, a pesar de a veces  sentir dudas y no entender tus maneras o creer que no me respondes, hazme paciente y fiel para esperar por tus tiempos perfectos y por los planes de bien que siempre me guardas.

Versículos de Oración

24 de Junio:  ¿Dónde estás tú?

Palabras de Jesús:

«Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?. Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí» (Génesis 3:9-10)

Adán y Eva estaban acostumbrados a escuchar la voz de Dios en el huerto de Edén. Sin embargo, después de desobedecerlo al comer del fruto prohibido, se escondieron; pero oyeron que Él llamaba: «¿Dónde estás tú?» (Génesis 3:9). No querían enfrentarse a Dios porque sabían que habían hecho algo malo; algo que Él les había dicho que no hicieran (v. 11).

Cuando Dios llamó a Adán y Eva y los encontró en el huerto, sin duda, sus palabras incluían una disciplina y sus consecuencias (vv. 13-19). No obstante, Él también les mostró su bondad y dio esperanza a la humanidad al prometerles un Salvador (v. 15).

Dios no necesita buscarnos, ya que sabe dónde estamos y qué intentamos hacer. Pero, como un Padre amoroso, quiere hablarnos al corazón y brindarnos perdón y restauración. El Señor anhela que oigamos su voz… y que escuchemos.

Oración:

Señor, gracias por tu amor y tu cuidado, por encontrarme cuando me he perdido, en las angustias, los miedos, las dudas. Sé que junto a Tí no tengo de que temer.

lucas-12-25

23 de Junio: Ansiedad Destructiva

Palabras de Jesús:

Lucas 12:25 ¨ ¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo?¨

La ansiedad es un factor destructivo, curiosamente según diversos estudios, aquella ocurrencia que nos causa ansiedad solo se encuentra en nuestra mente y jamás ocurre, pero así ocurriera la situación, recuerde que la ansiedad solo estorba pues impide el razonamiento pleno respecto a una situación, incluso la ansiedad causa dolencias físicas y mentales, Jesús sabia esto, por tal motivo nos instruye a estar tranquilos, que vayamos a Él y nos aliviará, Él no quiere una que vivamos una vida ansiosa, Él solo desea que estemos calmados, descansando en Él.

Oración:

Dios amado, el pecado abunda en el mundo donde vivimos, intentamos apartarnos y lo logramos, pero en ocasiones por desatención nos sorprenden ataques del enemigo para los cuales carecemos de preparación y terminamos reaccionando de un modo contrario al que desearías que mostrásemos, por tanto necesitamos tu ayuda para liberarnos de ansiedades que nos lleven a cometer error, agradecemos porque Jesús vence por todos, que esa victoria sea sentida por nosotros y nuestros familiares, permanece a nuestro lado.

Mateo 5:20

22 de Junio: Dignos de Su Reino

Palabras de Jesús

«Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos» (Mateo 5:20)

Mientras Jesús se preparaba para comparar la justicia de Dios con aquella de los escribas y fariseos, lanzó una fuerte advertencia, hacia aquellos que quisieran ser dignos del reino de Dios: Si la justicia que los gobernaba, no superaba a la de escribas y fariseos, no estaban a la altura del mismo.

Pero: ¿Cómo era la justicia de los fariseos ? en los evangelios de Mateo  y Lucas encontramos la respuesta: No predicaban con acciones las verdades que proclamaban, (Mateo 23:1-4), se deleitaban con bienes de hombres, títulos, cargos, excelsas vestimentas (Mateo 23:5-7), descuidaban la ley de Dios (Mateo 23:23-24)

Las palabras que Jesús nos entrega el día de hoy, son una invitación a seguir el camino contrario al de un grupo de escribas y fariseos y andar por la justicia digna del reino de los cielos que es la basada en la obediencia a su palabra, el ejemplo en acciones de bien, que glorifiquen al Señor, la búsqueda su pan, el pan espiritual que sacia nuestra alma, sin descuidar nuestras necesidades físicas, pero sin hacer del centro de nuestra vida, las posesiones materiales.

Sin duda, nuestra justicia como ciudadanos del reino debe exceder a la de los escribas y fariseos Pero,¿cómo puede nuestra justicia ser consistente con lo que es demandado por El Señor? Es posible solo por medio de Su gracia, a través de la cual Su misericordia provee perdón a aquellos que están en Cristo  1 Juan 1:9 y ¡Por medio de la que Su fortaleza le hace posible vivir de acuerdo a la “justicia del reino de los cielos”! – Filipenses 4:13

Oración:

Señor, permíteme mediante Tu infinita gracia, seguirte con fidelidad y obediencia, guiado por la sendas de Tu palabra y movido por la bondad y el amor que cada día y en cualquier circunstancia, no dudas en entregarme.