Archive for marzo, 2017

Jesús Pan de Vida

01 de Abril: Pan de Vida y Amor

Palabras de Jesús:

«Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí no tendrá sed jamás» (Juan 6:35)

Con la metáfora del pan, Jesús nos enseñó  el modo más verdadero y más cristiano de amar a nuestro prójimo. Pero, En realidad, ¿qué significa amar?

Amar significa «hacerse uno» con todos, hacerse uno en todo lo que los demás desean, en las cosas más pequeñas e insignificantes y en esas que puede que a nosotros nos importen poco pero que interesan a los demás.Y Jesús ejemplificó de manera estupenda este modo de amar haciéndose pan para nosotros. Él se hace pan para entrar en todos, para hacerse comestible, para hacerse uno con todos, para servir, para amar a todos.

Así pues, hagámonos uno también nosotros hasta dejarnos comer. Esto es el amor, hacernos uno de modo que los demás se sientan alimentados por nuestro amor, reconfortados, aliviados y comprendidos.

Oración:

Señor, te agradezco hoy por ese amor que me brindas, que es abundante, indispensable y suficiente, para en cualquier situación, mantenerme. Hazme instrumento y ejemplo de ese amor, para que otros también puedan conocerte.

Versículos de agradecimiento

Jesús Te Habla: Gracias en Todo

«Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús» (1 Tesalonicenses 5:18)

Juan 3:6

31 de Marzo: Nacido del Espíritu

Palabras de Jesús:

«Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es» (Juan 3:6)

Cuando decidimos responder al llamado de Dios para caminar junto a Él, debemos ser conscientes de que ese llamado incluye un desafío: estar dispuestos a cambiar.

¿Pero qué significa ese cambio? Reflexionar sobre aquello que somos, sobre aquellas cosas que a la luz de la palabra, nos alejan del Señor y sobre aquellas cosas que a Él nos acercan. Responder al llamado es volvernos más cariñosos, generosos, bondadosos; es empezar a emprender en nuestra obra y palabra, las acciones que reflejen el amor de Dios en nuestro corazón

Todos tenemos personalidades diferentes y cada persona avanza a su propia velocidad para llegar a ser esa nueva criatura a imagen y semejanza, que El Señor espera de nosotros. Sin embargo, una cosa es segura: Dios continúa apoyándote en esa obra, continúa cada día trabajando en ti ¡Su nueva creación!

Oración

Señor, hazme sabio para distinguir el bien del mal, en cada uno de mis pasos, de manera que pueda alejarme sin dudar, de aquellas cosas que pueden separarme de Tu presencia. Hazme también humilde y obediente para permitir que obres en mí y me lleves al cambio que me convierta en esa nueva creación, reflejo de Ti. 

Justicia de Dios

Jesús Te Habla: Su Justicia Reinará

«La maldad, tarde o temprano, debe rendir cuentas ante la Justicia de Dios» (Romanos 12:19)

Juan 11:25

30 de Marzo: Sana Nuestro Dolor

Palabras de Jesús:

«El que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá» (Juan 11:25)

El Señor Jesucristo nos acompaña en nuestro dolor, llora con nosotros cuando estamos tristes (v. 35). Pero, además, Él derrotó el pecado y la muerte al morir en nuestro lugar y resucitar de los muertos (1 Corintios 15:56-57).

Jesús promete: «el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá» (Juan 11:25). Los que creemos en Cristo disfrutamos de comunión con Él ahora y aguardamos con ansias la eternidad a su lado, donde no habrá lágrimas, dolor, enfermedad ni muerte.

Oración:

Señor, se que en la angustia y en el dolor me acompañas y sanas mi corazón, porque Tú misericordia y cuidado, son para siempre.

Versículos de recompensa

Jesús Te Habla: Me Acerco con Fe

El que pide y busca con fe, recibe y encuentra de Dios, sin condición. (Mateo 7:8)

Versículos de aliento

29 de Marzo: Ríos de Agua Viva

Palabras de Jesús

«El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva» (Juan 7:38)

Aquellos que aman a Dios y conforme a su palabras guían cada uno de sus pasos, no son personas vacías ni sedientas espiritualmente, porque confían que bajo la mirada del Señor todas sus necesidades, sus angustias, sus preocupaciones son superadas.

El río del Señor, es de gozo, alegría, fe y gracia, y de nosotros la decisión de dejar que ese río de bendiciones, fluya en y desde nosotros, tocando las vidas de aquellos que nos rodean.

Toma la decisión y deja que ese río se apodere de ti; que inunde tu vida y que te llene de la paz y la vida que sacia el alma y el espíritu y que sólo Dios puede darnos.

Oración

Señor, Que tu agua viva inunde todos los aspectos de mi vida, de manera que pueda vivir confiado en Tu poder, en Tu cuidado y en Tu presencia.

versículos de amor

Jesús Te Habla: El Camino Correcto

«Dios siempre conoce el camino correcto» (Isaías 55:8)

Mateo 13

28 de Marzo: Aquello Que Sembramos

Palabras de Jesús:

«Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno» (Mateo 13:3-8)

En la parábola del sembrador, vemos como Jesús, con ingualable sabiduría, propia del maravilloso maestro que era, ilustró a sus discípulos, sobre las diferentes actitudes de las personas ante la palabra de Dios, comparándolas con los diferentes tipos de terrenos y semillas con las que el sembrador laboraba.

Alguas semillas fueron devoradas por las aves, otras ahogadas por las hierbas malas de la tierra, un grupo de ellas pudo brotar casi de manera inmediata, pero ante la falta de tierra mermaron en su desarrollo. No obstante, una de las semillas cayó en tierra buena y como dicta la escritura: «dio fruto, cuál a ciento, cuál a sensenta y cuál a treinta por uno»

De esta grandiosa reflexión de Jesús, surge la necesidad de preguntarse: ¿Qué clase de terreno soy? ¿Doy fruto con mis acciones a la semilla de amor, esperaza y paz, que el Señor ha plantado en mí? ¿Fecundo su semilla, cumpliendo su palabra y aplicándola diariamente a mi vida?. Busquemos en nuestras respuestas el camino para que crezca en abundancia la palabra del Señor en nuestro corazón. Que su semilla se haga fruto abundante, siendo para ello nosotros, la tierra fértil en la que su amor y misericordia, crezcan.

Oración:

Señor, Dame la sadiduría para entender en toda su dimensión, las enseñanzas y principios de tu palabra. Guíame a actuar cada día más conforme a ella, para ser terreno fértil, en el que se gesten los frutos de la semilla de amor, compasión, esperanza y misericordia, que has plantado en mi corazón. E

Salmos 118:24

Jesús Te Habla: Hermoso Regalo

«Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él» (Salmos 118:24)