Archive for enero, 2017

Juan 15:10

1 de Febrero: Permanecer en Jesús

Palabras de Jesús:

«Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho… y si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor». (Juan 15:7,10)

En el versículo de hoy, Jesús exhortó a sus discípulos a permanecer en Él, a buscarlo, a escucharlo con atención. Sin embargo a esa invitación le agrego una condición: “si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor” (Jn 15.10). Es decir, para permanecer en el Señor, nuestra devoción, nuestra alabanza y nuestras oraciones, deben estar acompañadas de una vida de guiada por la obediencia a su palabra. Es en el cumplimiento de sus mandamientos que nos aseguramos que él tiene participación en nuestras vidas, y no solamente nosotros en la de él.

Permanecer en Jesús es caminar en su amor, es guiar nuestros pensamientos, acciones y palabras por su bondad. Es saber que por los senderos del bien, podremos encontrar sus maravillosas recompensas.

Permanezcamos hoy, en la bondad y el bien, junto a Jesús.

Oración:

Señor, que mis acciones, pensamientos y palabras sean muestra del amor que has sembrando en mi corazón; de la compasión y misericordia que cada día, sin condiciones, me brindas en cualquier circunstancia. En el nombre de Jesús, Amén.

Dios es mi refugio

Jesús Te Habla: Dios es mi refugio

«Dios es mi refugio y fortaleza en cualquier circunstancia». (Salmos 9:9)

Mateo 5:3

31 de Enero: Necesidad de Dios

Palabras de Jesús:

«Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos«. (Mateo 5:3)

En el famoso sermón del monte, Jesús nos ilustró, en su sabiduría, con maravillosos principios para vivir una vida en plenitud y felicidad, basada, no en aquella felicidad del mundo material, sino en la que viene de cultivar una relación de obediciencia, fe y apego al Señor a través del camino de Su Palabra.

En las palabras de hoy Jesús, se refirió a uno de esos principios cuando dijo: “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”  Para nuestra mente la primera idea que se nos viene cuando leemos la frase “pobres en espíritu” es debilidad, falta de algo o palabras o frases similares, pero la realidad es otra, puesto que la frase “pobres en espíritu” viene de una frase griega que traducida significa: “inclinado”, “de rodillas” o “totalmente sumiso”. También la palabra “Bienaventurado” se puede traducir como: “Felices” o “Bendecido”.

Entonces lo que realmente quiso Jesús expresar, es que aquellos con una actitud perseverante en la búsqueda de Dios, aquellos que reconocen la necesidad del Señor, como punta de lanza de sus vidas, son los que podrán experimentar la felicidad y el gozo de Su presencia. Reescribiendo la frase podríamos enunciarla de la siguiente manera: “Felices los que reconocen su necesidad de Dios y se someten a El, porque de ellos es el reino de los cielos”.

Es hora de ir delante de Dios con una actitud humilde y sumisa, reconociendo nuestra inmensa necesidad de El y nuestra dependencia TOTAL hacia su presencia, eso nos hará dar un gran paso de FE para alcanzar su voluntad y juntamente con su voluntad, ser dignos de Su maravilloso Reino.

Oración:

Señor, Gracias por permitirme aprender de ti, la genuina y verdadera humildad. Concédeme cada día la sabiduría para reconocer mis errores y en ellos admitir que aquello que he ganado y aprendido, lo tengo y se por tu amor y misericordia, que nunca me abandonan. En el nombre de Jesús, Amén.

Salmos 37:5

Jesús Te Habla: Confía en Dios

Confía a Dios el camino, y Él guiará tus pasos. (Salmos 37:5)

Juan 10:27-28

30 de Enero: Ovejas de Su Prado

Palabras de Jesús:

«Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano». (Juan 10:27-28)

Dios nos habla cada día a través de Su Palabra. Allí es donde podemos estar seguros que estamos escuchando Su voz. Hay muchas voces allá afuera, pero Su dirección y Su voluntad en toda circunstancia de nuestras vidas se delinea en las Escrituras. Así es cómo nos guía el Espíritu Santo.
Pero las ovejas no sólo escuchamos la voz del Pastor seguimos al Pastor.

¿Cuál es la voz más importante en tu vida? ¿Es tu deseo de seguir a Dios? Si es así, estás viviendo como una de Sus ovejas. Y puedes estar seguro que Él caminará contigo por los valles de la vida. Jesús dijo, «Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano» (Juan 10:27-28). El Señor es tu Pastor. Estás en Sus manos. Estás a salvo y seguro.

Oración:

Señor ayúdanos a reconocerte como nuestro creador y de esa manera estar dispuestos a servirte con alegría, siguiendo siempre el camino de Tu palabra y siendo parte de Tu maravilloso rebaño. En el nombre de Jesús, Amén.

Dios está contigo

Jesús Te Habla: Dios está contigo

«Esfuérzate y no desmayes, Dios está contigo» (1 Crónicas 28:20)

Juan 15:3

29 de Enero: Palabra Que Limpia

Palabras de Jesús:

«Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado» (Juan 15:3)

Al apropiarnos diariamente de la Palabra de Dios somos santificados por ella.  Somos apartados para Dios y cambiados en la manera que vivimos para que traigamos honor y gloria al Padre.

La verdadera santificación en esta vida viene a través del ministerio de la Palabra de Dios.  Jesús le dijo a Sus discípulos, “Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado” (Juan 15:3).  Dios nos apartó para Sí mismo cuando El nos salvó.  A medida que crecemos en Cristo experimentamos más y más la santificación.  Somos progresivamente apartados para Dios a medida que crecemos en nuestra fe, y amor para Dios más que en los deseos del mundo.

La palabra de Dios, crea, sustenta, llena el alma y como en nos enseña Jesús en las escrituras de hoy, nos limpia. Avancemos cada día, cercanos a ella, aplicándola en nuestra vida, sabiendo que es la fuente de sabiduría y fortaleza, para afrontar cada carga y mantenernos puros, para ser dignos hijos del Señor: ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón (Salmos 24:3-4)

Oración:

Señor, Límpiame a través de Tu palabra de todo aquello que no es de Ti. Purifica mi mente, mi alma, mi espíritu y lléname de Tu amor; ese amor que aleja del pecado y que acerca a la bondad y misericordia que sin condiciones Me brindas. En el nombre de Jesús, Amén.

Jesus Te Habla: Sus Caminos son Más Altos

Que sean los caminos de Dios y no los nuestros, porque son ellos los más altos, los de bendición para nosotros. (Isaías 55:9)

Lucas 1:29

28 de Enero: Maneras de Dios

Palabras de Jesús

«Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta». (Lucas 1:29)

Recibir un propósito de Dios en nuestra vida, no resulta una tarea fácil; la alegría puede embargarnos cuando El Señor ha dado respuesta a nuestras oraciones, pero asimismo la angustia puede ganarnos, cuando una prueba ha sido enviada, para hacernos madurar y fortalecer nuestra fe.

En el versículo de hoy, María se sintió alegre al ser escogida por Dios, pero a su vez se sintió confundida por las palabras del Ángel, al no entender como todo aquello que este le anunciaba, podía hacerse realidad. Y es que muchas veces, queremos concentrarnos en dar respuesta a las maneras en que Dios trabaja con nosotros, olvidándonos de que lo importante es como maduramos y hacemos crecer nuestra fe, ante el propósito dispuesto por el Señor.

Un dicho popular enseña: «no puedes hacer nada con lo que pasa, pero si con la decisión que tomas luego de que sucede». El Señor nos coloca en cada acontecimiento de la vida una oportunidad. Podemos apreciar su gracia y su misericordia y caminar agradecidos ante una de sus bendiciones. Pero podemos también refugiarnos en Él y confiar en sus tiempos, ante una prueba.

Aprovecha la oportunidad que hoy te brinda Dios, ser agradecido o crecer junto a Él. Ante todo ello no olvides: a pesar de muchas veces no comprender sus maneras, sus planes siempre serán de bien y muchos más altos que los nuestros. (Isaías 55:9)

Oración:

Señor, con corazón humilde acepto hoy la oportunidad que me das, de aceptar Tus bendiciones y permanecer agradecido, o de fortalecer y madurar mi fe, si has puesto delante de mi una prueba. Al final se que el resultado sera de bien, porque Tus planes para mí son los más altos. En el nombre de Jesús, Amén.

Filipenses 4:6-7

Jesús Te Habla: Refugio en La Oración

«La oración que llega a Dios y nos refugia en su paz, nace con fe desde el corazón». (Filipenses 4:6-7)