Juan 10:27-28

12 de Julio: Ovejas de Su Prado

Palabras de Jesús:

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano”. (Juan 10:27-28)

Dios nos habla cada día a través de Su Palabra. Allí es donde podemos estar seguros que estamos escuchando Su voz. Hay muchas voces allá afuera, pero Su dirección y Su voluntad en toda circunstancia de nuestras vidas se delinea en las Escrituras. Así es cómo nos guía el Espíritu Santo.
Pero las ovejas no sólo escuchamos la voz del Pastor seguimos al Pastor.

¿Cuál es la voz más importante en tu vida? ¿Es tu deseo de seguir a Dios? Si es así, estás viviendo como una de Sus ovejas. Y puedes estar seguro que Él caminará contigo por los valles de la vida. Jesús dijo, “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano” (Juan 10:27-28). El Señor es tu Pastor. Estás en Sus manos. Estás a salvo y seguro.

Oración:

Señor ayúdanos a reconocerte como nuestro creador y de esa manera estar dispuestos a servirte con alegría, siguiendo siempre el camino de Tu palabra y siendo parte de Tu maravilloso rebaño. En el nombre de Jesús, Amén.

Comments

comments

Comments are closed.