Mateo 9:12-13

11 de Enero: Valiosa Misericordia

Palabras de Jesús

“Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento”. (Mateo 9:12-13)

Cuando Jesús invitó a Mateo, el cobrador de impuestos, a que lo siguiera, este aceptó (Mateo 9:9). Entonces, Mateo invitó al Señor a comer en su casa. Después que los líderes religiosos lo criticaron por comer con publicanos y pecadores, dijo: “Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio” (Mateo 9:12-13).

El desafío de los fariseos, no fue tomado por Jesús con revancha, sino con la sabiduría única del gran maestro. Su llamado fue un llamado a desprenderse de los prejuicios, un llamado de bondad y a la misericordia con aquellos en tinieblas, oprimidos, quebrantados de espíritu.

Jesús, el Gran Médico, desea encontrarse con cada uno de nosotros en medio de nuestra necesidad y ofrecernos perdón, sanidad y esperanza. Lo que no merecemos, Él nos lo da gratuitamente. Asimismo desea que demos testimonio en palabra y acción de su grandiosa misericordia ayudando en la misma medida, aquel hermano que se ha alejado de Su camino.

Él nos está llamando todos los días desde  el niño de la calle, que, si encuentra amor, llegará a ser un hombre; en la víctima del vicio, que al regenerarse llegará a ser una persona de gran valía; al que consideramos un gran pecador, que con un buen consejo o nuestra ayuda, podrá llegar a ser un santo.  En esta lluvia de ideas, agreguemos cada uno las nuestras y hagamos lo propio para acercar al perdido al sendero de amor y vida eterna que Jesús nos ha labrado.

Oración:

Señor,  condúceme a vivir fuera de las tinieblas del error, y el prejuicio, y permanecer siempre en el esplendor de la verdad, mostrando con aquellos oprimidos y quebrantados, la grandiosa misericordia que, en cada momento, me demuestras. En el nombre de Jesús, Amén.

Comments

comments

Comments are closed.