Mateo 10:32-33

10 de Diciembre: Verdaderos Discípulos

Palabras de Jesús:

“A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10:32-33)

Una de nuestras prioridades como cristianos, es dar testimonio de nuestra vida personal con Dios, confesar a Cristo, hablar de Cristo, predicar de su Palabra. Porque cuando damos testimonio de la forma en que Dios actúa en nuestra vida, lo estamos glorificando grandemente.

Jesús nos habla al tú por tú. Lo que sembramos, segaremos. Le negamos, nos negará. Le confesamos, nos confesará. así de sencillo. Todo ello, involucra nuestras acciones, nuestra forma de vivir. Si hablamos de Cristo a los hombres, entonces Jesús también hablará de nosotros delante de Dios; es decir, nos justificará, nos limpiará y nos santificará para que podamos acercarnos a Dios y ser aceptos a su presencia. Si no lo hacemos, sucederá lo contrario.

Se trata de acción y reacción, de actuar delante del Señor con reciprocidad, dando cuenta, de las maravillosas bendiciones que cada día nos regala. Por ello seamos testigos en palabra y acción de  las transformaciones que en Él han ocurrido en nuestras vidas, y usemos las mismas, como herramienta para transmitir a otros la grandeza de su presencia, cuidado y misericordia. Con todo lo que Él nos ha dado, esa es una mínima tarea, pero que lo honrará grandemente.

Oración:

Señor, Dame la sabiduría para transmitir con mis palabras y acciones, el maravilloso testimonio de Tu presencia en mi vida. Guíame a ser instrumento de Tu propósito a través de esos testimonios. En el nombre de Jesús, Amén.

 

Comments

comments

Comments are closed.